color-azul

Calefacción solar ¿Qué es y cómo funciona?

La gran duda sobre la calefacción solar es si es posible calefaccionar un hogar con energía solar y cuál es el costo del mismo. Actualmente las fuentes de energía renovables tienen una gran importancia para el cuidado del medio ambiente. Solo hace falta saber qué tan factible es su instalación en el hogar.

La energía solar es una de las fuentes renovables, desde la cual se puede obtener energía eléctrica y térmica, para calefaccionar el interior de un ambiente. En este entorno, los expertos innovan constantemente en elementos y sistemas que permiten aprovecharla para que sea completamente eficiente.

Queremos que estés bien informado antes de optar por dicha opción; por eso es necesario que sepas no solo su funcionamiento, sino todo lo que representa este sistema de calefacción.

¿Cómo funciona la calefacción solar?

El funcionamiento de la calefacción solar es muy sencillo, puesto que se trata de hacer circular un fluido en un circuito cerrado. El ciclo de calefacción comienza en los colectores de calor, es decir, los paneles solares. Estas placas son las encargadas de almacenar todo el calor que proviene del sol. Al pasar el fluido por las placas, éste absorbe el calor y continúa su camino a través de una tubería hasta llegar al acumulador.

El acumulador contiene agua, en esta instancia el fluido transfiere su calor al agua, la cual se puede utilizar ya para calefaccionar el hogar o como sistema de agua caliente sanitaria.

Por lo general, se instala un sistema auxiliar para la producción de agua caliente

en el caso de que la energía solar no sea suficiente.

Ventajas y desventajas de la calefacción solar

La calefacción solar es utilizada en muchos hogares de diferentes países gracias a las ventajas que ofrece en comparación con otros sistemas de calefacción.

Aunque todavía contiene algunas desventajas que pueden cambiar la opinión de un cliente que busque la mejor opción para calentar cualquier ambiente.

Ventajas de la calefacción solar

Las ventajas de la calefacción solar son numerosas para el medio ambiente y para nosotros; y es que gracias a los avances tecnológicos y la necesidad de utilizar las energías renovables, éstas siguen creciendo.

Uno de los principales beneficios por la que se adquiere este tipo de sistema para calefaccionar cualquier tipo de ambiente, es que se trata de una fuente de energía inagotable. Además, no es contaminante como muchos otros sistemas, como por ejemplo, el sistema de calefacción a gas que puede ser muy peligrosa para la salud.

Lo cierto es, que con una instalación correcta, se puede tener en la casa un sistema de calefacción solar muy fácil de mantener y que puede durar por muchos años.

Desventajas de la calefacción solar

Una de las grandes desventajas que tiene realizar una instalación solar térmica, es la gran cantidad de inversión que debe destinarse tanto en los paneles fotovoltaicos como en el resto del sistema de calefacción; esta suele ser la razón principal por la que las personas optan por escoger otros sistemas.

Otras de sus desventajas es que los niveles de radiación pueden variar dependiendo de la zona o estación del año en la que se encuentre.

Por último, en algunas zonas se debe añadir otro sistema auxiliar para calefaccionar el ambiente, debido a que la energía solar que se capta no llega a ser la suficiente para calefaccionar el hogar o el espacio determinado.

​​Colectores solares más comunes

Para apostar por un sistema de calefacción solar, es necesario saber qué tipo de panel solar es el más adecuado para el hogar, aquí encontramos dos opciones:

  1. Sistema solar térmico plano: Es uno de los más antiguos y comunes. Integrado por una placa para absorber calor, una cobertura de aislamiento y un fluido que transporta el calor desde la placa hasta el tanque de agua, este mecanismo es el de menor costo y se considera adecuado para cualquier tipo de clima. Sin embargo, como debilidad tiene una baja eficiencia, en comparación con otras alternativas.

 

  1. Paneles de tubos de vacío: Otra opción para el aprovechamiento doméstico de la energía solar térmica. En este caso, el sistema está formado por colectores que se insertan en tubos de vacío y, así, evitan las pérdidas de calor. Los colectores de tubos de vacío son por lo general mucho más eficientes, pero suelen tener un costo más elevado para la instalación y el mantenimiento.

Una vez decidido esto se debe considerar cuántos de estos paneles se necesitan para la vivienda. Según los expertos sería necesario 1 panel para una vivienda  entre 1 y 3 personas, 2 paneles para una casa donde vivan de 3 a 5 personas, 3 paneles en una de 5 a 7 personas, y 4 paneles en una vivienda de 7 a 9 personas. Todo ello para un consumo normal y moderado.

Amesti cuida al medio ambiente

En Amesti estamos comprometidos a contribuir con una huella de carbono neutral y el cuidado del medio ambiente. Por lo mismo, nos dedicamos a desarrollar  estufas a pellet  y leña, una opción mucho más económica que la calefacción solar y que además otorga excelentes resultados.

Nuestro planeta está alcanzando niveles preocupantes de contaminación, nunca es tarde para poder aportar nuestro granito de arena; y comenzar desde nuestros hogares es un muy buen punto de partida.

Conoce nuestros productos.

Más artículos