Leña: Preguntas frecuentes sobre este biocombustible

color-azul

Leña: Preguntas frecuentes sobre este biocombustible

En la actualidad, la leña es uno de los combustibles más usados para la calefacción de los hogares en Chile. Con un 39,6% del país consumiendo madera y que el 52,5% de energía esté destinada a la calefacción de los hogares, hacen de este combustible uno de los preferidos por los chilenos.

Aún así, muchas personas no utilizan bien este combustible o compran sin saber cual es la mejor opción. Es por esto que, en Amesti, hemos preparado un artículo con algunas de las preguntas más frecuentes sobre la leña para su mejor consumo.

Tipos de leña para calefacción

Una de las preguntas más frecuentes es “¿Cuál es la mejor leña para calefacción?”. Para responder esto, primero debemos saber que existen 2 tipos de madera: Blanda y Dura.

Leña blanda 

Proviene de los árboles de hoja perenne, tiene una baja densidad y una alta cantidad de resinas, por lo que hace combustión de manera más rápida y su duración es baja.

A diferencia de las maderas duras, la madera blanda tiene menos poder calorífico.

De igual manera, genera altas temperaturas y llamas al ser más resinosas, lo que las hace ideales para fogatas. Algunos árboles de madera blanda son el Pino, el Cedro y el Álamo.

Leña dura

Provienen de árboles de hoja caduca, tienen una alta densidad por lo que demoran más en prender pero dejan más brasas, lo que prolonga su duración de calor.

La madera dura es ideal para la calefacción debido a su poder de calor y duración. El Roble, Olmo y Eucalipto son algunos árboles que tienen este tipo de madera.

En conclusión, si deseas calefaccionar tu hogar por largos períodos de tiempo, es recomendable utilizar madera dura, mientras que si necesitas potencia y calor, prefiere madera de árboles blandos.

Sea cual sea la madera que decidas o puedas utilizar, asegúrate que provenga de bosques con plan de manejo forestal, así evitar la deforestación.

Factores que influyen en la combustión de la leña

Otra de las preguntas frecuentes que también revisamos es sobre cuáles son los factores que influyen en cómo se quema la madera.

Desde la humedad hasta la superficie o incluso el almacenamiento, son algunos de los factores que pueden influir, por lo que decidimos detallar los más importantes al momento de comprar leña para este invierno:

  Humedad

Este es uno de los puntos más importantes al momento de comprar, ya que influye tanto en el poder de calor, emanación de gases e incluso el precio. Mientras más húmeda, más barata debería ser, pero a la larga es más caro, ya que gran parte de la energía a utilizar se gasta en evaporar el agua que contiene. Finalmente, tenemos estufas que calefaccionan “poco” gracias a la calidad del combustible.

  Densidad 

El nivel de densidad que tenga la leña está directamente relacionado con la cantidad de tiempo y el poder de calor que puede otorgar.

  Superficie

Mientras mayor superficie abarque la leña, mayor será la exposición y el contacto con el fuego, acelerando la combustión. Es por esto, cuando tenemos un mismo tronco picado en varias astillas pequeñas, este prenderá más aceleradamente la leña, dado que damos mayor superficie para generar contacto con el fuego.

  Almacenamiento

Tener en un lugar específico, sellado o libre de humedad ayudará a mantener la madera seca y en su mejor condición.

Leña y estufas

En relación al trato de la leña y sobre su uso en estufas, encontramos las siguientes preguntas: “¿Cómo puedo secar leña para mi calefactor?” o “¿Cuánto dura una carga de leña en mi estufa?”.

Para la primera interrogante, recomendamos siempre tener en cuenta una planificación del proceso de secado, ya que influyen factores como el lugar de almacenamiento, el tipo de madera o incluso el tiempo que toma secarla.

Puedes encontrar una guía más detallada en nuestro artículo sobre cómo secar leña.

Sobre la duración de carga de leña en las estufas, ésta se relaciona de manera directa con el tamaño de la cámara de fuego del modelo, siendo un consumo aproximado de 1 a 1.5 kg. por hora. 

Tomando en cuenta el proceso de quemar madera, también nos hemos encontrado con preguntas como “¿Quemar leña contamina?” o “¿Cuánto contamina la leña”?.

Cabe destacar que la contaminación que genera la madera es proporcional al nivel de humedad que tenga al momento de la combustión. 

Se recomienda que este nivel no sobrepase el 20%, debido que mientras más alto sea más agentes contaminantes y humo negro se generará. 

De todas maneras, si no sobrepasa el 20% de humedad, la madera no afectará al ciclo natural del carbono, debido que el pellet y la leña son considerados como biomasa y recursos carbono neutrales no contribuyendo al calentamiento global y al cambio climático.

Para saber más acerca de este ciclo, puedes revisar este artículo sobre leña y biomasa.

Productos destacados

Más artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *