color-azul

TODO LO QUE DEBES SABER DE LA COMBUSTIÓN LENTA

La combustión es un fenómeno químico que se da en las estufas mediante el cual se genera calor. La velocidad en que el fuego consume la leña influye mucho en la duración y cantidad de calor que produce. Cuando se utiliza como combustible para calefacción, la madera genera una combustión lenta, pero ¿qué es exactamente esto?

Hoy en Amesti te contamos acerca de todo lo relacionado a la combustión lenta y su funcionamiento en una estufa.

¿Cuáles son los tipos más comunes de sistemas de combustión?

Hay tipos de combustión, que se basan en la velocidad de reacción, cantidad de calor y duración total. En este caso, hablaremos directamente de combustión rápida y combustión lenta.

Combustión rápida:

Las combustiones vivas o rápidas son fácilmente reconocidas, ya que se produce una repentina liberación de calor y luz con un fuego intenso. La principal característica es que, al ser violentas y espontáneas, tienden a tener mayor oxigenación, dando el ambiente propicio para que sigan creciendo.

Al ser repentinas, es difícil poder controlar su dimensión y su capacidad de arrasar con el carburante que comenzó la combustión y por lo mismo se les asocia a los incendios o fogatas.

Combustión lenta:

La combustión lenta, o controlada, tal como dice su nombre, consume paulatinamente el combustible, por lo que toma más tiempo en reducir el carburante, en llegar al clímax de calor y, en consecuencia, permite ser controlada a conveniencia.

Este tipo de combustión es ideal para cocinas y estufas, ya que al estar en un espacio reducido y con control del oxígeno, aumenta eficazmente la duración del combustible y la capacidad de calor ideal.

Además, según los tipos de leña que se utilicen pueden alargar o reducir los tiempos de calor o incluso la capacidad calorífica que se producirá.

Si quieres saber más acerca de los tipos de leña, puedes revisar nuestro artículo aquí.

Combustión lenta en estufas modernas

Gracias a la tecnología de hoy, el proceso de combustión lenta se puede mantener controlado debido a las entradas de aire que presentan las estufas modernas, proporcionando una eficacia en el consumo de leña y un aumento en la duración y generación de calor.

También, existen estufas que mejoran aún más este proceso agregando una segunda toma de aire y cámara de combustión para los gases producidos, provocando aún más calor y un mayor rendimiento con la misma cantidad de leña.

Además, esta cámara cumple otra función en base a la cantidad de residuos que se expulsan de los gases, emitiendo considerablemente menos monóxido de carbono y ayudando considerablemente a la descontaminación de la atmósfera.

Lee sobre: LEÑA COMO COMBUSTIBLE ¿EN QUÉ NOS BENEFICIA ESTA LEY?

Beneficios de estufas y cocinas a leña con sistema de combustión lenta

1. Diseño elegante y minimalista

Uno de los objetivos, además de entregar una forma sana de calefaccionar el hogar, es generar un ambiente cómodo y agradable a la vista de los demás, donde se puedan generar espacios para compartir en familia y amigos.

Las estufas modernas de combustión lenta tienen un  diseño minimalista que puede encajar dentro de cualquier espacio, sin romper la estética y decoración del hogar.

2. Tecnología e innovación en calefacción

Están diseñadas para sacar el mejor rendimiento del tipo de biomasa que utilicen como combustible, en este caso la leña, y entregar un calor sano en el hogar.

Los calefactores a leña Amesti  están hechos con tecnología y diseño para lograr una combustión completa de la leña. 

3. Eficiencia en calefacción

Sobre la eficiencia energética, las estufas de combustión lenta cuentan con un porcentaje mayor de 70% de eficiencia, el cual se  puede lograr en  los primeros minutos de encendido, transformándose en la opción más rápida para calefaccionar y deshumedecer ambientes.

Les recordamos, que se recomienda utilizar leña que no sobrepase el 25% de humedad, porque de lo contrario será menos eficiente y generará contaminación al medio ambiente.

4. Calidad y durabilidad

Todas las estufas a leña Amesti, están fabricadas con una alta calidad en los materiales, por lo que, con una buena mantención entre temporadas, podrás utilizarlo por muchos años. 

Combustión lenta con Amesti 

En Amesti nos preocupamos por dar seguridad y una fuente de energía amigable con el medio ambiente. Por eso optamos por entregar estufas certificadas y que cuenten con ventilación. Así, proteges a los tuyos eligiendo estufas seguras, que no desprenden tóxicos.

Nuestro productos pasan por los más altos estándares y controles de calidad a nivel nacional, como la certificación SEC y otras a nivel internacional de calidad ISO 9001.

Tenemos muchas opciones que cuentan con un diseño moderno que queda perfecto en cualquier lugar. Contáctanos aquí para mayor información sobre cualquiera de nuestros productos o sobre nuestras cocinas a leña.

Además, contamos con una red de instaladores autorizados Amesti, los cuales están capacitados para  realizar instalaciones según el entrenamiento que amerita cada estufa y calefactor

¡Estamos para ayudarte a encontrar el producto ideal para tu hogar! ¡Contáctanos!

Productos destacados

Más artículos